¿Qué es «Inquiry-based learning» o aprendizaje reflexivo?

El aprendizaje reflexivo o por indagación, muy a menudo expresado en inglés americano como «inquiry-based learning» – es la base de nuestro proyecto, BOTSTEM.

Se trata de una metodología activa que comienza a través del planteamiento de preguntas de investigación: planteamiento este adecuado a la edad y desarrollo del alumnado de referencia. Las preguntas, problemas o escenarios se plantearán ad hoc de tal forma que faciliten un aprendizaje autónomo de los niños y niñas a través de su proceso de indagación e investigación. En este caso, como en otras metodologías activas y poco directivas, el rol docente es de «facilitador».

Su fundamentación teórica parte de Dewey y de las teorías constructivistas, afirmando cómo el aprendizaje experiencial mejora los resultados del aprendizaje en cuanto se refiere a su significatividad. El rol de facilitador puede ser más o menos activo dependiendo de la edad y tipo de alumnado: por ejemplo, el alumnado podría crear las preguntas de investigación, o bien estas podrían ser planteadas por el personal docente involucrado.

El alumnado siempre tendrá que obtener las pruebas que soporten sus conclusiones a través de la investigación de la forma más cercana posible al método científico, explicar dichas conclusiones y conectar las conclusiones con el aprendizaje obtenido en otras previas o a partir de otras fuentes (por ejemplo, el libro de texto).

        [youtube https://www.youtube.com/watch?v=u84ZsS6niPc]

 

El toolkit de BOTSTEM explica, en cada caso, cómo podrían implementarse en una clase real los proyectos planteados utilizando una metodología de aprendizaje reflexivo, adecuada para etapas de educación infantil (tercer ciclo) y primaria (primer ciclo); en nuestro caso, la programación y el uso de la robótica son medios para alcanzar el fin de implementar las disciplinas STEM de forma temprana, con el objetivo de mejorar los resultados de aprendizaje y la percepción de la ciencia y la tecnología durante toda la vida educativa de las alumnas y alumnos.

Puedes encontrar más información en:

  • Edelson, D. C., Gordin, D. N., & Pea, R. D. (1999). Addressing the challenges of inquiry-based learning through technology and curriculum design. Journal of the learning sciences8(3-4), 391-450.
  • Gormally, C., Brickman, P., Hallar, B., & Armstrong, N. (2009). Effects of inquiry-based learning on students’ science literacy skills and confidence. International journal for the scholarship of teaching and learning3(2), 16.
  • Lazonder, A. W., & Harmsen, R. (2016). Meta-analysis of inquiry-based learning: Effects of guidance. Review of Educational Research86(3), 681-718.
  • Wang, F., Kinzie, M. B., McGuire, P., & Pan, E. (2010). Applying technology to inquiry-based learning in early childhood education. Early Childhood Education Journal37(5), 381-389.
  • Yoon, H. G., Joung, Y. J., & Kim, M. (2012). The challenges of science inquiry teaching for pre-service teachers in elementary classrooms: Difficulties on and under the scene. Research in Science Education, 42(3), 589-608.